Mi relación amor/odio con Linux

Todos aquellos que me conocen sabrán que siempre he sido un defensor absoluto del movimiento Open Source y de Linux. Sin embargo, lo que muchos no saben es que mis andaduras con Linux han sido siempre un poco tensas. Os explico:

Actualmente he probado las siguientes distribuciones:
-Ubuntu (versión 10 y versión 11).
-Debian (Squeeze)
-Archlinux (antes y depués de Systemd)
-Gentoo
-Kubuntu
-Xubuntu
-Musix
-OpenSuse

La verdad, no son pocas. Es cierto que la mayoría de ellas las probé cuando acababa de empezar a toquetear Ubuntu, asi que tampoco podría dar una opinión profunda sobre ellas. Pero, ¿sabéis por qué he probado tantas?

Porque en ninguna he conseguido instalar correctamente mis gráficas. La gráfica de mi sobremesa es una nVidia GeForce 550Ti y la de mi portátil ni idea, pero es sistema nVidia Optimus.

Lo curioso de todo es que la mayor parte de la culpa la tiene nVidia, pero no siempre. Me explicaré:

Es culpa de nVidia no dar apenas soporte para Linux, pero no es culpa de nVidia que Debian de todavía menos soporte a aquellos que estamos atados a drivers propietarios. Entiendo que vaya en contra de su filosofía, pero ¡coño!¡Que me he dejado 120 eurazos en una gráfica!

Hasta ahora, el sistema en el que mejor he funcionado ha sido ArchLinux. No se si es que comprendía como funcionaba, o si es que era muy adaptable o si simplemente lo hice bien a la primera, pero durante 6 meses no tuve ningún problema con él. Pero hay de mi, que me cambiaron a Systemd.

Systemd, para el que no lo sepa, es un sistema de administración de demonios (en líneas generales, que tampoco lo entiendo bien) que pusieron para sustituir a mi querido Sysvinit (y su amigo Initscripts). Y, claro, si tu cambias el sistema lo normal es avisar. Y no me refiero a publicar una serie de notas sobre la actualización en un solo idioma. Me refiero a que cuando hagas un pacman -Syu te comunique cada una de las actualizaciones que ha realizado.

No, en vez de eso, publicamos cuatro notas mal contadas y damos un poco de escasa documentación al respecto en el único idioma en el que nos vamos a molestar en escribirlo.

¿Sabéis cuál fue el resultado? Que me petó todo el sistema. Así que decidí probar Gentoo.

Mi etapa en Gentoo ha sido muy muy corta. La culpa la tienen mis escasos conocimientos en inglés y en Linux. El OS me ha flipado una barbaridad, he salido enamorado perdido del mismo, pero… tengo que aprender más. Encontré un tutorial muy sencillito sobre cómo instalar Gentoo; nada complicado. Y, ¡sorpresa! lo instalé sin novedades. Peeeeeeeeeero, no todo podía ser bonito ¿verdad?

Cuando instalé el servidor X, ¡chan, chan, chan! Algo toqué en el kernel que no debía y me quedé sin red (además, por supuesto de que el Xorg petaba). Así que, decidí dejarlo para más adelante y pasarme a una distro con GUI de instalación y olvidarme del asunto. Debian.

En su día me fui de esa distro porque no soportaba mi gráfica. Bueno, pues después de un día entero perdido intentando configurarlo todo a las mil maravillas: actualización de drivers y sistema a la mierda.

Ahora mismo ando buscando una distro que soporte mi gráfica. He pensado en Ubuntu Studio (a pesar de mi odio hacia esta distro). ¿Qué distro creéis que podría probar?

Leave a Reply